Un Rubén Correa sólido apabulló al hombre que carga un poncho al hombro – Martín de los Ríos – por las diferencias entre la UCR y el PRO. Correa admitió que Cambiemos es una forma de peronismo en Salta y califico a Macri de “populista”.

El precandidato a diputado nacional, por la lista “Evolución Ciudadana” de la Unión Cívica Radical, Rubén Correa, se refirió a la situación del partido a nivel provincial, reivindicó que su partido haya presentado candidaturas en Salta en la categoría diputado nacional rebelándose contra el intento de Macri de que sólo fuera Martín Grande   y destacó el gran apoyo de los correligionarios del interior de la provincia.

Ocurrió en el programa Cara a Cara que conduce el periodista Mario Ernesto Peña en donde el profesor universitario adelantó que el enojo de los radicales en la provincia es tan fuerte que “se empieza un debate  de saber si se va a continuar con esta coalición” adelantando que podría haber una ruptura de los partidos que conforman Cambiemos. “Hay que esperar hasta diciembre donde hay que ver si se renuevan las autoridades” y de ahí tomar una decisión final sobre la continuidad de esta alianza apuntó el dirigente radical.

“El partido radical no es un partido unipersonal es una institución”, alertó Correa, frente a la UCR que hoy es encabezada por Miguel Nanni, a quien le recordó que “las decisiones dependen de las manifestaciones de los afiliados”. En este sentido, Correa cuestionó a Miguel Nanni, asegurando que “tiene muy poco recorrido en la política. Recién está conociendo el partido radical”.

Junto a él en la mesa se encontraba Martín De Los Ríos, el referente del PRO en Salta, un hombre obediente a las disposiciones de la Casa Rosada y aliado clave del intendente capitalino Gustavo Sáenz. De Los ríos criticó a los radicales por  forzar una interna aunque lo hizo con poca solvencia y cada una de sus arremetidas fueron desactivadas por un Correa que evidentemente tiene más gimnasia política. El recurso final del hombre del PRO fue la chicana: “Se parecen más al PO que a Macri” disparo, aunque Correa retruco “No. Nosotros jamás hubiéramos apoyado a Julio De Vido”.

Compartir
Artículo anteriorTiempo volverse ayer
Artículo siguienteEl verde