marcela

Caso Marcela Mamaní

el 23 ene, 2013 • por

¿Dónde está y que le pasó a Marcela Mamaní? El próximo 17 de Febrero se va a cumplir un año de la misteriosa desaparición de la joven. El caso sigue caratulado como “averiguación de paradero”. Las demoras de la policía en tomar las denuncias, la búsqueda de su familia y los sospechosos...
Pin It

Home » Destacados, Portada, Salta Hoy » Caso Marcela Mamaní

¿Dónde está y que le pasó a Marcela Mamaní? El próximo 17 de Febrero se va a cumplir un año de la misteriosa desaparición de la joven. El caso sigue caratulado como “averiguación de paradero”. Las demoras de la policía en tomar las denuncias, la búsqueda de su familia y los sospechosos.

Un hijo de 6 años y una familia que busca incansablemente a Marcela, no tienen respuestas. Se va a cumplir un año de la desaparición de la joven luego que saliera con amigos con destino a un boliche bailable. Entre los principales sospechosos se encuentra, quien fuera el novio, Javier “Indio” Aramayo (29), quien luego de ser detenido fue liberado por falta de mérito.

La madre de Marcela, Carmen Fernández, al darse cuenta que su hija no regresaba, decide hacer la denuncia en la policía cercana a su domicilio en el barrio San Remo, en donde se negaron a tomar la denuncia. Es así que de esta manera la madre empieza la búsqueda por su cuenta.

El Indio Javier Aramayo, fue detenido y su casa fue allanada, se excavaron los fondos de la propiedad pensando que su cuerpo hubiese sido enterrado allí, pero nada. Luego de esto fue liberado por falta de mérito. Respecto a esto la Concejal del Partido Obrero Gabriela Serrano quien es vecina de la joven, sostuvo que se demoró en tomar la denuncia, y que se puso en alerta al sospechoso, ya que en la Comisaría del Barrio San Remo no se quiso tomar la denuncia, y antes de realizar el procedimiento en la casa de Aramayo se le comunicó previamente, por lo cual él podría haber escondido evidencia.

Luego de deslindar del caso a la ex pareja de la joven, apareció un nuevo sospechoso por el caso, Mario Zurita, un chapista de 57 años, casado, padre de cinco hijos, quien, de acuerdo a testimonios, se hallaba obsesionado con la joven, pero luego fue liberado por falta de mérito, lo mismo que ocurrió con el otro implicado.

La Policía, a través de la Brigada de Investigaciones y la división de Trata de Personas, la ha buscado sin resultados. Su caso se ha convertido en un misterio y no hay pistas claras sobre su destino. El juez intenta descartar que la joven haya sido sepultada como NN, aunque también las líneas de investigación podrían indicar el delito de trata de personas.

 

 

Entradas Relacionadas

Scroll to top